Las últimas tendencias a los mejores precios
Compra 4 o más productos = descuento de 15%

6 Consejos Sobre Como Empezar el Diseño de un Espacio

  1. Identifica tu Estilo:

Es de mucha importancia que te preguntes cómo deseas sentirte en el espacio que estás decorando. ¿Deseas que el espacio se sienta elegante, moderno, acogedor o confortable? Un buen consejo para identificar tu gusto es simplemente echar un vistazo a tu armario. ¿Prefieres una pieza a medida o prefieres piezas más sueltas y cómodas? ¿Hay una repetición de ciertos colores o patrones?

Recuerda un cierto hotel o restaurante que hayas visitado y que realmente haya llamado tu atención su estilo de decoración. Pregúntate cuáles fueron los componentes que llamaron tu atención de esa decoración. ¿Fueron los colores, la textura de los muebles o algo más?

 

 

  1. Piensa en las Cosas que no te Gustan:

Podría ser, incluso, mucho más fácil descubrir lo que no te gusta que lo que te gusta. Un buen consejo es que escribas una lista de las cosas que no te gustan para que puedas afinar las cosas e ideas que llamen tu atención para hacer una perfecta decoración. Por ejemplo, los muebles oscuros de color Caoba pueden recordarte los días sombríos de invierno y estos recuerdos y reacciones son muy personales e individuales, pero también determinan nuestro gusto.

  

  1. Construye un Diseño Alrededor de tu Espacio:

La escala y la proporción son muy importantes al momento de diseñar los interiores de una propiedad. Si tienes a disposición un espacio grande, entonces tienes una mano libre para optar por muebles grandes. Por el contrario, si cuentas con un espacio pequeño, será más apropiado elegir muebles de línea baja ordenados. La simetría a menudo puede hacer que una habitación se sienta demasiado artificiosa, mientras que una disposición asimétrica se sentirá mucho más informal. La proporción y la escala son claves en cualquier diseño.

 

  1. Toma una Muestra de la Pintura:

La elección de la pintura es tan importante que, al elegir un color, hay que tener en cuenta cómo los colores afectan a nuestro estado de ánimo y volver al primer punto en cuanto a cómo quieres sentirte en esa habitación.

Prueba los colores en la habitación tanto con luz natural del día como con luz artificial de noche. Presta mucha atención a los tonos de la pintura, algunas tienen un trasfondo frío y otros un trasfondo cálido. Tu especialista en pintura podrá ayudarte y aconsejarte. Además, ten en cuenta que la vegetación exterior y los alrededores pueden afectar fuertemente la temperatura de la luz.

 

  1. Mezcla los Puntos Altos y Bajos:

No todo tiene que ser precioso para ser importante. Por ejemplo, una exhibición de una colección de simples guijarros de una playa puede parecer tan atractiva como una colección de valiosas teteras de plata, dependiendo de tu espacio. Una alfombra vintage encontrada en un mercadillo puede competir con una contemporánea de lana. Sin embargo, siempre vale la pena derrochar en algo que realmente amas y sabes que apreciarás y disfrutarás durante toda tu vida.

 

  1. Empieza desde Cero:

Las personas a menudo se preguntan por dónde empezar y un proyecto de diseño puede ser muy abrumador. Siempre hay que empezar desde cero. Pensar en el suelo te ayudará a visualizar cómo se pueden colocar otros elementos en él. Si seleccionas un tono neutro o una fibra natural sin muchos patrones o colores, tendrás más opciones de colores y tapicería. Si decides empezar con una alfombra vintage, puedes dibujar colores de ella para utilizarlos en el resto del esquema. Si eliges primero la tela de tu sofá o cortina, estarás más limitado con tus opciones para el diseño general. Empezar por la base es mucho más fácil de colocar en capas.

Por último y no menos importante, ¡Es indispensable tomarte tu tiempo!


Publicación más antigua Publicación más reciente


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados